República Dominicana como todo país tiene monumentos icónicos que representan provincias completas. Estas construcciones son la imagen de sus habitantes y el primer atractivo en la lista de cada turista.

¿Quien no relaciona la ciudad de Santiago con el magnifico Monumento a los Héroes de la Restauración?, y todos recordamos Puerto Plata al observar una fotografía de la Fortaleza San Felipe.

 

En esta ocasión, aprovechando nuestro recorrido por la región Este, comencemos la historia con la majestuosa Basílica de Higüey.

La Basílica Catedral Nuestra Señora de la Altagracia se encuentra en el centro de la ciudad de Salvaleón de Higüey. Fue inaugurada el 21 de enero de 1971 por el presidente Joaquín Balaguer y hoy en día es uno de los Santuarios más concurridos del Caribe.

 

Viendo su construcción desde un punto de vista artístico debe ser una de las obras de mayor relevancia en la República Dominicana, visitada por el Papa Juan Pablo II en 1992 y reconocida por los tesoros que adornan su estructura. Entre estos la increíble puerta de bronce que da la bienvenida a los creyentes, sus coloridos vitrales, como también la imagen de oro, plata y piedras preciosas de nuestra patrona la Virgen de la Altagracia.

 

Nuestra permanencia en la cabecera de Higüey fue corta, la meta de conquistar la región Este nos galanteaba cada vez mas.

La próxima aventura arrastra una razón social que nos afecta directamente, en especial a los dominicanos que vivimos de nuestras playas y del turismo.

No es sorpresa que las barreras coralinas mantienen protegidas nuestras blancas costas, como tampoco debe sorprender que solamente el 25% de las comunidades coralinas del caribe se encuentran en buen estado.

Sabiendo esto la Fundación Ecológica Punta Cana ha desarrollado un proyecto de siembra de corales, una aventura submarina que te invita a brindar apoyo a la preservación del medio ambiente.

 

Se trata de tomar piezas vivas de coral y anexarlas a una malla metálica para estimular su crecimiento. Esto permite desarrollar  nuevas comunidades coralinas en zonas especificas y apoyar el crecimiento de las mismas, brindando refugio a diferentes especies y desarrollando un plan a largo plazo que beneficia todo el ecosistema marino de la zona.

Tener facilidades para el snorkeling o el buceo, buenas habilidades de nado y ganas de dejar una huella positiva son los requisitos primordiales para realizar esta actividad.

 

Seguimos como punta de lanza hasta la coordenada más extrema, el lugar donde termina el Océano Atlántico y comienza el Mar Caribe. Un destino mágico por su doble importancia geográfica, el punto mas al Este de República Dominicana y toda la Hispaniola, Cabo Engaño.

Al extremo oriental de la isla se puede acceder en vehículos de doble tracción, motocicletas o a pie, un paseo que comienza detrás del aeropuerto de Punta Cana por toda la costa. Es importante utilizar Google Maps para conseguir la ubicación exacta, una vez allí podrás visualizar el poste de concreto que delimita tu destino.

“Bienvenido a tu primera meta”, me dijo mi voz interior cuando hicimos la primera fotografía.

 

Llevando los ánimos en el cielo continuamos la obsesión con las distancias y nos desviamos en dirección Noreste, la provincia El Seibo y sus deslumbrantes lagunas. Próximo a la carretera Miches-Nisibon se encuentran dos de los secretos naturales mejor guardados de la zona, las Lagunas Limón y Redonda. Siendo Limón una reserva de agua dulce, mientras que laguna Redonda es de agua salada.

 

Durante esta aventura y como de costumbre para Andariego, nos enfocamos en lo menos conocido y en el destino que brinda un mejor espectáculo visual.

Las aguas de Laguna Limón regalan un ecosistema perfecto para las especies de la zona, incluyendo varios tipos de aves, peces y plantas. También una grandiosa muestra de manglares que guían hasta la salida al mar.

Si visitas esta zona no te puedes perder la travesía en kayak por sus aguas y la deliciosa playa Limón con sus cocoteros y arena fina.

 

Al final aprovechamos la bondad de la comunidad Los Guineos, para inmiscuirnos en casa de la dulcera local y disfrutar de un característico y delicioso dulce de coco con Leche Carnation. Debo decir que este dulce hecho con leña y coco fresco debe ser una muestra del cielo en la tierra.

Como de costumbre con el estomago lleno y el azúcar corriendo por las venas, continuamos bordeando la bahía de Samaná hasta las Galeras.

Pintoresca, multicultural y paradisiaca, donde nos acoge Chalet Tropical Village. Una preciosa Aldea construida con materiales de la zona, y otra aventura que los deslumbrará en el próximo articulo.

 

 Gary De Arriba

 

 

Referencias:

Chalet Tropical Village:  809-901-0738

Fundación Ecológica Punta Cana:  809-959-9222

Guía en Laguna Limón (Danny):  829-288-9664

Jeep