En Andariego basamos cada temporada en experiencias, la idea es motivar los viajes ilustrando la realidad de cada destino o actividad. En ese sentido nuestro compromiso con ustedes aun no ha terminado.

Retomamos las carreteras y le brindamos nuevamente un espacio a los mejores paisajes de la Republica Dominicana, con la idea de aportar nuestro granito de arena al turismo en las comunidades rurales y mas remotas de nuestra nación.

En esta ocasión planificamos un recorrido continuo, conquistando los puntos geográficamente extremos de Quisqueya la bella.

La magia comienza en el malecón de Santo Domingo, la imponente avenida George Washington que inicia en el puerto de Haina  y dibuja el litoral sur de toda la ciudad. Sus detalles curiosos como el Obelisco  macho, el obelisco hembra, los grandes hoteles y la preciosa zona colonial, enamoran a los citadinos.

Abandonamos la ciudad con el deseo de explorar, las ansias de conocer nuevos atractivos nos mueven hasta San Pedro de Macorís. Iniciando con una mina de oro escondida (metafóricamente, aquí no hay oro señores) la reserva natural Rio Higuamo. Una zona ubicada al borde de la autovía del este, justo después del puente sobre el rio que lleva el mismo nombre. 

Un paraíso escondido para el disfrute de todos, Además de ser el hogar de cientos de especies también ofrece un baño en las aguas de su manantial Fuente de Oro. Su poza cristalina te da la bienvenida a una delicia natural muy bien preservada. Perfecta para un viaje de domingo, muy cercano a la ciudad, alejado de cualquier establecimiento comercial. Visítenlo preferiblemente en las mañanas, de este modo tienen la tranquilidad del parque para ustedes solos.

Avanzamos al centro de San Pedro guiados por una experiencia gastronómica, el restaurante Rincón Cocolo. Para mi, un altar a la gastronomía cocola. Nuestra misión era disfrutar del “Tart” una especie de tarta rellena de coco cocido en leche evaporada Carnation.

No tengo que explicarles el delicioso sabor del tart, ni tampoco del Fungí, el mabí tradicional o el guavaberry original de las islas. Definitivamente una experiencia gastronómica singular y muy placentera. 

Macorís  también es conocida por sus construcciones antiguas y en Andariego quisimos resaltar el icono religioso de la provincia, su catedral.

La catedral San Pedro Apóstol, una muestra del romanticismo del siglo XIX fue decretada catedral por el mismísimo papa Juan Pablo II. Llaman la atención el grado de detalle de su fachada blanca, el interior adornado con arcos y su cúpula que se divisa desde cualquier punto del pueblo.

San Pedro es una mezcla de razas y culturas, se dice que fue el pueblo donde se inicio el Baseball en Republica Dominicana. Te regala su hermoso malecón, sus famosos pasteles en hojas, su gastronomía, sus hermosas playas y nos invita a continuar con nuestro recorrido.

Como criollos nos equivocamos pensando que La Romana tiene pocas cosas que ofrecer además de su mundialmente conocido turismo de lujo, queremos demostrar lo contrario. Para esta parte de nuestro viaje concentramos nuestros esfuerzos en puntos de interés específicos, aventura, arte, cultura y sobretodo las maravillas naturales. 

La tercera ciudad mas grande de la republica nos da la bienvenida con Cumayasa Sky Adventure, un complejo de diversión y aventuras extremas. Recorridos por el zip line, el increíble péndulo cósmico y los puentes extremos son algunas de la docena de actividades que puedes realizar allí. Un lugar para que disfrute toda la familia, sin excepciones. Recomendado para personas que tengan el deseo de pasar un día de adrenalina y diversión (No pueden irse sin subir al péndulo cósmico). 

Con los latidos del corazón acelerados decidimos culturizarnos un poco y visitar Altos de Chavón, un hermoso complejo recreado al estilo mediterráneo. Conocido mundialmente por su famoso anfiteatro, sus artesanías, su escuela de artes y sobre todo por su familiar mas cercano Casa de Campo. Un destino turístico que todo el dominicano o extranjero que nos visite debe conocer.

La noche nos arropaba y nos tocaba descansar, ya que al otro día nos esperaba el pueblo de la romana con su parque glorioso  y sus esculturas que adornan cada rincón y también un fascinante viaje desde el encantador Bayahibe hasta una isla paradisiaca, La Isla Saona.

Saona es parte del parque nacional Cotubanama. Una masa de tierra con 110 kilómetros cuadrados rodeados de arena blanca. Se destaca principalmente por sus prístinas playas, sus diferentes ecosistemas ricos en vida silvestre, el pintoresco poblado de Mano Juan y la visita de diferentes especies de tortugas.

Como cualquier dominicano soy un enamorado de las playas, cocoteros y el sol. Creo que está de mas mi opinión acerca del destino, si buscan en Google “Isla Saona” estoy seguro que planificaran un viaje para mañana mismo.

 Los dejo informándoles que el destino final de esta primera parte culmina a mas de 130 kilómetros de la ciudad de Santo Domingo. Continuamos nuestra ruta por todo el borde de la republica hasta el punto mas al este. Nos comprometemos a mantenerlos informados, así que no se pierdan el próximo articulo.


Gary De Arriba


Referencias:

Rincon Cocolo: Tel. 809-526-8365 o 849-262-3842. San Pedro de Macoris, Barrio Miramar, Calle Zayas Bazan#72

Cumayasa Sky Adventure:  Tel. 829-755-5054 o 829-755-5052. canopycumayasa5@gmail.com

Altos de Chavon: Tel. 809.523.8698. http://www.casadecampo.com.do

Isla Saona: Asociacion de propietarios de lanchas de Bayahibe ASPLABA  Tel. 809-833-0474

Jeep